Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
INTERÉS GENERAL

Lamentablemente y a pesar de los pedidos para que el pronóstico se equivoque, la lluvia arruinó en parte la primera noche del Festival de Musica Popular Argentina Baradero 2016.

Con un buen marco de público, luego de solucionar un inesperado corte de luz, dio comienzo el festival con la conducción de Oscar Righini, Marcelo Iribarne y Karina Pérez Pintos.

El tiempo alcanzó para que la mayoría de los artistas programados presentarán su show que el público disfrutó bailando y cantando en una noche donde la temperatura superaba los 30 grados.

El primer chaparrón llegó antes de que Silvio Soldán con su presencia y sobrada experiencia presentará a Rolan y Bianco con su espectáculo “Grandes Valores del Tango”.

El agua fue mermando al ritmo del dos por cuatro y si bien una importante cantidad de asistentes emprendieron la retirada ante un cielo repleto de relámpagos, la fiesta continuo un rato más.

Llegó el ballet “Renacer de mí Pueblo” con un paseo por diferentes ritmos acompañados con imágenes y relatos sobre regiones de nuestro país, finalizando con una canción de Baradero, cantada por la Agrupación Coral Baradero y bailada por los diferentes grupos de baile.

Siguiendo con el desarrollo de lo programado y con los inconvenientes lógicos que generaba el agua que poco a poco se acumulaba sobre el escenario fue el momento del baraderense Rubén Gumy, quien hasta que el tiempo se lo permitió hizo bailar a los mojados espectadores.

Cerca de las dos y media la tormenta se descargó con fuerza sobre la ciudad, el viento y la lluvia dijeron basta y todo quedó a oscuras

Sin el recital de Raly Barrionuevo, se acabó repentinamente la primera noche del festival.

La revancha será hoy con la presentación de Abel Pintos, el joven que agotó las plateas en pocos días y que seguramente llenará el predio.

La tormenta ya pasó y la fiesta recién comienza.

BTI