Este fin de semana se llevó a cabo la prueba de regularidad para motocicletas clásicas denominada 2da Vuelta de Motos antiguas de Arrecifes, Premio “Carlos Pairetti”, organizada por la agrupación “Los del Interior Motor Sports” y con el auspicio de la Municipalidad de Arrecifes.

Los participantes de esta competencia estuvieron separados en dos categorías con el objetivo de equiparar las marchas y prestaciones de las distintas motocicletas que en esta oportunidad se dieron cita en nuestra ciudad. Poco a poco se fue dando la recepción de pilotos de las viejas y clásicas motocicletas en lo que fue el segundo encuentro llevado a cabo en la localidad, luego de una década de esta prueba de regularidad.

El viernes, tal como estaba programado, el ex piloto de rally Roberto Zimmermann, brindó una emotiva e interesante charla en el Centro Cultural en la que relató su historia de vida: competir en carreras de motos antiguas con Federico, su hijo autista,  a la par en un sidecar.

El sábado la pista del Circuito Costanero fue el centro de atención para los equipos y para los amantes de las viejas motocicletas que rememoraron el furor de años dorados, en un mundo que vivía lejano de los modernos sistemas tecnológicos y avanzadas de la mecánica. En el circuito se realizaron las pruebas cronometradas de promedio de velocidad.

El domingo, la prueba se largó a las 8:30, desde el puente Gral. San Martín, recorriendo parte del circuito que se utilizó para el Dakar, arribando al medio día a la localidad de Viña donde se realizó un almuerzo de camaradería. En horas de la tarde se emprendió el regreso, finalizando la prueba frente al Palacio Municipal, alrededor de las 18:00, donde fueron recibidos por el Intendente Javier Olaeta.

La entrega de premios se llevó a cabo en una cena, en la Sociedad Italiana, en un marco de compañerismo y cordialidad. La premiación contó con la presencia de Carlos Pairetti y miembros del gabinete municipal.